Roaming, Iglesia y semáforo en rojo en La Vanguardia

nacionales_aemilius_b

 

El pasado día 1 de mayo el periódico La Vanguardia obsequió con un semáforo en rojo al sacerdote uruguayo Padre Gonzalo Aemilius por su factura de roaming (3.000 €) , y con un a mi entender, tópico y poco profundo artículo del corresponsal en el cono sur Sr. Robert Mur. Al respecto remití una carta al director de este prestigioso periódico barcelonés, que como no ha tenido a bien publicar, os transmito a continuación.

 

Nota: Para entender mejor la carta tener en cuenta que en el semáforo en Rojo de la Vanguardia lo reciben Srs. como Bárcenas y demás banda de políticos corruptos.

 

Apreciado Sr. Director de La Vanguardia:

 

Con toda sinceridad, considero muy desacertado el semáforo en rojo que han asignado al sacerdote D. Gonzalo Aemilius en la edición de La Vanguadia del día 1 de mayo. Es una valoración desproporcionada y más propia de un luteranismo puritano extremo de este que nos previene constantemente Enric Juliana en sus acertados artículos. Es obvio que el padre Aemilius ha pecado de ingenuidad pero si alguien es merecedor de un semáforo en rojo por este asunto es en primer lugar, las autoridades reguladoras que permiten que existan estas tarifas, claramente abusivas, y en segundo término las empresas que las aplican. Por otra parte, es un incidente que desgraciadamente ha sufrido mucha gente, tanto en viajes particulares como de trabajo o negocios. Para su conocimiento, le informo, que es práctica habitual en el mundo de la empresa que estos incidentes se arreglen discretamente y de forma amigable, sin que tengan más trascendencia. Si se puede perdonar este tipo de asuntos a un alto ejecutivo no entiendo porqué no puede perdonarse a un sacerdote, que viaja muy esporádicamente y no tiene porque dominar y saber gestionar la compleja estructura tarifaria de los servicios de comunicaciones móviles de voz y datos. Es obvio que la polémica que recoge su corresponsal en Buenos Aires D. Robert Mur solo puede entenderse en el marco de la cultura anticlerical propia de esa región, cultura que se encuentra en franco repliegue, ya no está adscrita a la misma ni siquiera Dña. Cristina Kirchner. Sugeriría a su corresponsal que tuviera a bien ilustrarnos sobre las actividades que el Padre Aemilius desarrolla en el Liceo Jubilar Juan Pablo II y al menos tendríamos por un día un artículo positivo y buenas noticias. Por otra parte, La Vanguardia también debería abordar, con el rigor y la profundidad que casi siempre le caracteriza, la problemática y complejidad de la facturación de los servicios de telecomunicaciones, información que sus lectores apreciarían mucho. Si el Padre Aemilius hubiese estado correctamente informado seguro que podía haber contratado una tarifa de roaming más ventajosa, como por ejemplo algún paquete de datos para esa semana en vez de pagar por uso, y no le habría costado más de 100 €. Es increíble pero es así, por un mismo servicio las operadoras pueden facturar 3.000 € o 100 €. Como en otras muchas cosas tendríamos que poner un poco de orden, aunque en este caso a nivel mundial, ya que el problema de la gestión de costes en telecomunicaciones afecta a todos los países. La comisaria europea, actual vicepresidente Neelie Kroes, está trabajando en este campo, a ver si tiene éxito.

 

Artículo publicado en Tecnonews

 

Fecha de publicación: 18 de junio de 2013